Las Rocas del Abra

(+57) 305 749 9333 - (+57) 301 659 8773
ÁREA PROTEGIDA Y PROHIBIDA: UNA MENOS PARA LA ESCALADA

El arte rupestre es un vestigio material que está declarado como bien de interés cultural, por lo cual la norma lo ampara para su protección y preservación. Las rocas donde escalamos en Zipaquirá -El Abra, hacen parte de un Sitio de Arte Rupestre (SAR) y se ha diagnosticado como un Área Arqueológica Protegida (una de las más relevantes para la arqueología en Colombia), no sólo por las pinturas y grabados, sino por estar en uno de los contextos de ocupación humana más antigua del país (12.500 años). Por lo tanto, como ya hemos comunicado en otras ocasiones, la actividad de escalada está prohibida allí.

Puesto que esta zona escalada es ahora un Área Arqueológica Protegida (Resolución 304 de 2018), aunque nos entristece la prohibición para practicar nuestro deporte, apoyamos la necesidad de proteger este bien cultural de la nación, en una frecuencia de consciencia por el respeto a la ancestralidad y la cultura, con la intención de que la escalada no sea una razón de impacto y prohibición. Por ello, hemos participado desde el 2017 como gestores, sabiendo que nuestro propósito es proteger el acceso a estos lugares y todo lo que circunda a la roca y, asimismo, a los grabados simbólicos de antiguos pobladores, legados que debemos admirar y que merecen ser preservados.

Este año nos unimos de nuevo para dar continuidad al proceso como gremio de escaladores, con la intención de apoyar el esfuerzo de conservación del patrimonio con las instituciones encargadas y, a intentar que la escalada en Zipaquirá sea viable. Para ello, se presentó una propuesta al ICANH, junto con el comité Pro Federación de Deportes de Montaña y Escalada y escaladores locales, el cual buscaba equilibrar la práctica de nuestro deporte con las necesidades de protección del recurso arqueológico. Como resultado de la gestión realizada, la respuesta fue un Concepto técnico sobra la viabilidad de la práctica de escalada en el área arqueológica protegida el Abra, por parte del ICANH (documento accesible al público en nuestras redes), el cual explica la importancia arqueológica de la zona y las razones que justifican la prohibición para la práctica de la escalada.

Ya que no se permite aprovechar esta zona como un recurso cultural y deportivo al mismo tiempo, promovemos el respeto a las disposiciones sobre conservación preservación y uso de esta área de interés cultural de acuerdo con las leyes nacionales y el Plan Especial de Manejo y Protección aprobado por el ICANH como autoridad competente, aunque estemos en desacuerdo con la prohibición.

Sabiendo que existen los sitios SAR tipo 3, el cual son sitios protegidos pero reconocidos a través de estrategias de activación patrimonial, que hay documentos que proponen lineamientos para la gestión de estos sitios, y algunos ejemplos en otros países que demuestran el balance que estamos buscando, por lo que nos seguimos preguntamos ¿Qué tan posible es que en un Sitio con Arte Rupestre (SAR) pueda estar en equilibrio con el entorno actual, su gente y también con la escalada?

Es por esto que nos dirigimos a los entes encargados, administrativos, propietarios y alcaldías correspondientes, para que se activen procesos inclusivos y participativos, para apoyar el propósito de proteger esta área de interés arqueológico, cultural y deportivo. El marco académico y legal nos aleja de la realidad, al percibir que no se está controlando esta importante Área Arqueológica Protegida para su protección.

Alentamos a la comunidad de escaladores que frecuenta la zona de escalada del Abra en Zipaquirá a respetar las disposiciones legales, y sobre todo, a unirse para crear y diseñar redes que vinculen positivamente a todos los interesados en proteger el acceso a la escalada, siendo más propositivos y colaborativos. Esperamos que se puedan liderar acciones que promuevan la articulación y unión, para consolidarnos en una cultura de consciencia colectiva. Son más de 100 sitios de arte rupestre en todo el país que incluye a varias zonas de escalada, no sólo las rocas de El Abra en Zipaquirá. ¿Cómo vamos a actuar frente a este desafío como comunidad para proteger el acceso a la escalada?Conoce nuestro proceso completo de participación en la zona de escalada El Abra y revisa los documentos de respuesta y gestión con el ICANH se encuentran aquí disponibles: